Estamos acostumbrados a participar de técnicas pasivas.
¿Qué quiere decir esto?
Nos sentamos a recibir.
Pero este recibir tiene dos formas de recibir la técnica.
Una es de igual a igual (aunque eso de sentarse a recibir y experimentarlos de igual a igual mucho no lo entiendo. para mi recibir de igual a igual no es recibir, es compartir).
Y la otra es de activo sobre pasivo.

No me gusta ninguna técnica en la cual me dedique pasivamente a recibir.
Me suena a programación o manipulación.
Prefiero las técnicas en las cuales soy altamente activa porque solo ahí estoy segura de que soy parte de la experiencia y no estoy siendo manipulada o "convertida".
Y si.. tengo muchos años de "conocimiento implantado".

No creo en las sanaciones externas porque no creo en la enfermedad como concepto. Por supuesto no creo que nadie puede sanar a nadie si ese nadie no quiere sanar. Y si quiere sanar solo necesita un placebo, a veces.
Porque otras veces solo necesita entender el mensaje que la enfermedad le trajo.
Porque él mismo lo creo para entenderse.

El Metodo responde muy bien a mis expectativas.
¿Por qué será?
Esto quiere decir que no soy domesticable ni creo en los salvadores.
Por eso no puedo encontrarme con una técnica en la cual me someta pasivamente a los conceptos de otro.
Acá hay que hacer la tarea en uno mismo.
Tampoco es como psicoanálisis o como terapia psicológica.
Acá también el facilitador tiene una intervención bastante activa.
Somos dos humanos compartiendo nuestra energía y apoyando nuestro proceso mutuo.
Nos sentamos de igual a igual y hablamos de igual a igual compartiendo experiencias.
Como siempre digo, los facilitadores solo acompañamos el proceso del consultante. EStamos ahí para hacer de espejo y para espejar lo que nosotros mismos necesitamos elaborar en nuestro interior, también.

No nos necesitamos, nos compartimos.
No nos doblegamos, nos comunicamos.
No nos sometemos, nos apoyamos.
Y eso me gusta mucho...
Mucho.

Gracias por animarse a ser parte de una nueva versión de labor interior.
Al infinito y mas allá.

Cada uno necesita lo que cada uno necesita. Por eso somos 7000 millones de habitantes.
Yo necesito hacer lo que vine a hacer y volver a mi HOGAR.
Cuanto mas rápido y mas efectivo, mucho mejor.
Y si encima no me pego KARMA, fin de la tarea.

Me gustaría dejarles un comentario de una persona que hizo EL METODO ONLINE.

Siempre me interesó o me llamó la atención el aprender alguna forma para ayudar a los demás y a mí misma. Así fue que hice cursos de reiki o el método ireca, pero me quedaba la sensación de que la persona a quien estaba intentando ayudar, en el fondo no cambiaba nada de sí misma. Estaba ahí, con su problema, esperando algo externo que se lo resuelvay no se hacía las preguntas internas, a sí misma, de por qué se había creado esa situación. Terminé viendo estas técnicas como un parche y tenía la misma sensación con todas las terapias "energéticas". También puede pasar con gente que espera sanarse realizando cambios externos (como un cambio en la dieta o en un hábito) pero que no se plantea cambiar ella misma, cambiar la forma de ver las cosas, o preguntarse a sí misma por qué llegó a determinada situación. El Método me parece que justamente apunta a eso, a conectar a la persona consigo misma, a buscar las respuestas en su interior y a producir un cambio interno. Creo que es la única manera de realmente ayudar a otro, acompañarlo en esa búsqueda de respuestas dentro de sí mismo.

Hizo la conexión conmigo hace tiempo.
Les dejo el link de su conexión. Pero no me acuerdo ni como se llama... Doris.
Luego si lo encuentro les digo.
Gracias.

Acá la encontré... se la tuve que pedir a ella...

http://claudiagonzalezdevicenzo.org/no-hay-nadie-afuera/