Recibo varios mail donde me explican las razones por las cuales quieren estudiar EL MÉTODO.
Cuando comencé con esta capacitación, sabía que no puedo elegir a quien capacitar y a quien no. No es una capacitación convencional. No es una capacitación. Es una vibración. ES solo VIBRAR la resonancia en la persona. Luego la persona en su propia experiencia, el grupo con el cual comparta y EL SER se encargarán de mostrar la propia resonancia y resonarla.
Pero si puedo hacer preguntas.
Y dejenme decirlo... soy buena preguntando... por eso a mucha gente le altero el sistema nervioso. Son las preguntas las razones por las que estamos acá. Y es el DAR las razon por la cual nos quedamos.
He escuchado de todo:
lo quiero hacer para llenarme de dinero asi dejo de depender de mi marido.
leí un libro de Brian Weiss y me di cuenta que quiero hacer esto.
quiero hacer lo que haces vos.
Y algunas por el estilo...
Ya lo dije varias veces. Y hasta que no se entienda esto, no se entiende nada de esto.
Solo lo hacemos para ser herramientas de facilitación de la conexión entre una persona y su SER.
Ser herramienta es eso... SER HERRAMIENTA DEL SER.
Y eso implica dejar de ser toda otra cosa que no sea SER.

En la capacitación hay una cosas que sistemáticamente hacen, al principio. En realidad son dos cosas, pero el foco es siempre el mismo.

1. en la charla previa se concentran en qué van a preguntar
2. en la sesión de conexión se concentran en qué, cómo, van a hacerlo.

El foco siempre es el mismo: YO y lo que no se... o no puedo...

El éxito de la tarea es uno solo: poner el foco en el otro... SER EL OTRO por unas horas. Ver la forma en la cual ese otro percibe el mundo y apoyarlo en su proceso de vibrar con su SER.
Para eso nosotros mismos tenemos que vibrar en nuestro SER porque eso es lo que resuena.
Si no tienen esa vibración no pueden facilitar esa vibración.
Y por eso hay algunas que se llenan de gente y otras no.
Porque esa es la semilla que planté cuando creí (de creer y de crear) en esto.

Muchas personas toman y tomarán el taller.
Resonaré en todas ellas.
Pero no puedo dar lo que no pueden darse a sí mismas.
Y lo mejor que uno puede darse a uno mismo es SER.
Y para poder SER hay que dejar el EGO en todas sus formas de lado.
Es la única razón por la cual hacemos esto.
LO HACEMOS POR NOSOTROS.

Y ahí va la paradoja... Es la exquisita forma en la cual esta dimensión se manifiesta. Paradojicamente.
Bienvenidos al clú.